SPORTIVA

el deporte femenino

LAS BOXEADORAS COLOMBIANAS QUE QUIEREN GANARLO TODO EN LOS BOLIVARIANOS

ACTUALITES

Boxeo

LAS BOXEADORAS COLOMBIANAS QUE QUIEREN GANARLO TODO EN LOS BOLIVARIANOS

Reportaje: Jacques Cortie. Fotos: Lisa CPB / Sportiva

BOXEO. Los Juegos Bolivarianos 2017 se desarrollan en Santa Marta del 11 al 25 de noviembre. Una gran cita deportiva y festiva, en donde miles de atletas confrontarán sus esfuerzos para ser los mejores y, de paso, prepararse para las futuras competiciones de sus respectivas disciplinas (campeonatos o copas del mundo, y Juegos Olímpicos). Entre ellos, tres boxeadoras colombianas medirán sus puños entre el 12 y el 17 de noviembre. Ellas son las mejores representantes de su país y del continente. Sportiva-latina fue a su encuentro, asistió a su entrenamiento y les rinde homenaje con el DIAPORAMA que acompaña este artículo.

La Unidad Deportiva El Salitre (UDS), en Bogotá, está situada en una de las avenidas más importantes de la capital colombiana. Allí se desarrollan todas las disciplinas deportivas y se dan cita miles de deportistas, verdaderos campeones que vienen a entrenarse. En uno de los espacios de las 24,3 hectáreas que conforman el centro, se encuentra la Liga de Boxeo de Bogotá. Una sala con dos rings, un espacio imponente y un ambiente casi tranquilo que oculta muy bien la intensidad de los golpes.

Es en este espacio donde, varias veces por semana, las boxeadoras de la Selección Clombia vienen a prepararse, golpear miles de veces los sacos, y enfrentarse con los ‘sparring-partners’, llenos de buena voluntad para aguantar el desencadenamiento de puños.

Jessica Caicedo, Ingrit Valencia y Jenny Arias es el trío colombiano que se entrena sin piedad.

Por ejemplo, cuando se observa el trabajo de Jessica Caicedo, es muy difícil no impresionarse por su trabajo y pensar en la suerte de su antagonista. Sus golpes caen duro. Muy duro. Y cuando uno habla con ella, es lo mismo: frases cortas y secas, que vienen de una voluntad bien construida. “Yo siempre quiero ganar. Mi objetivo es seguir en el deporte y el boxeo, y más adelante como entrenadora. Pero no quiero pasar a ser profesional, porque eso daña mucho el rostro”.

Oriunda de Palmira (Valle), la actual campeona panamericana (categoría 75 kilos) sabe muy bien lo que quiere. Ella empezó a boxear desde los 9 años y la disciplina es su lema. Cuando termina su trabajo en el ring, sigue midiendo sus puños contra uno de los sacos… “después haré pesas y luego iré a correr”, anuncia así su plan de la mañana. El entrenador, Rafael Iznaga Hernández, apoya su frase mientras mira a la deportista: “Ella golpea muy fuerte”.

Durante el entrenamiento no se escuchó un solo grito, ni una sola palabra para hacer respetar las normas. El entrenador de la selección Colombia, maneja sus boxeadores con una autoridad natural, sin obligar. El cubano Iznaga, técnico de Cienfuegos, conoce la ciencia del boxeo y sabe cómo tratar a sus campeones. Así, cuando es el turno de Ingrit Valencia, él la deja “crear” sus golpes en el ring. Y con la mirada va grabando cada uno de sus gestos. Ella es una de sus pepitas de oro.

Valencia, campeona continental en -51 kilos, está presente en el recuerdo colombiano cuando combatió en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro contra la francesa Sarah Ourahmoune y estuvo muy cerca de ganarle. Perdió por algunos puntos pero obtuvo la medalla de bronce. Un título más para esta deportista nacida en Morales (Cauca), de quien Iznaga alaba “la técnica”.

Ingrit Valencia tiene 28 años y vive en Ibagué. Hace tan sólo una decena de años que comenzó el camino del boxeo, aunque estaba inclinada por el fútbol. “Finalmente escogí el boxeo porque había más adrenalina. Vivir un combate es algo fantástico. Uno siente la satisfacción de darlo todo…”. Al igual que Jessica Caicedo, no le interesa ingresar al boxeo profesional, y para eso está estudiando, a distancia, en la Universidad UMECIT de Panamá. Quiere terminar una licenciatura en Educación Física… porque el boxeo no lo es todo en la vida…

Y luego aparece Jenny Arias, menos sonriente que Ingrit Valencia y menos contundente que Jessica Caicedo, pero es el tercer elemento de este trío colombiano que puede dar grandes sorpresas en Santa Marta, durante los combates programados en el Coliseo de Gaira. El punto fuerte de Arias, según su entrenador, “es la capacidad física, es casi un muro”. Jenny Arias nació en Pereira y allí sigue viviendo. Empezó el boxeo hace diez años, siguiendo los pasos de su hermano. Hoy cuando se ven sus combates en el ring, el mensaje es claro: “sabe dar y recibir, sin parar”.

La campeona continental en la categoría de -57 kilos está orgullosa de este mundo que ella ha creado, como deportista y como madre de un niño de 8 años. Para los Juegos Bolivarianos su objetivo es claro: “quiero la medalla de oro”, dice sin que ni siquiera haya una sombra de pedantería en su voz. Con sus 26 años, ya está pensando en que una vez acabada su carrera deportiva, seguirá como educadora o entrenadora.

Jessica, Ingrit y Jenny están más que listas para su cita en Santa Marta. Ángela Valero, la psicóloga del equipo de Colombia es la más ferviente admiradora por el estilo que impone el trío. “Lo que hacen es muy fuerte, porque nunca abandonan un entrenamiento, son exigentes en su disciplina. Tienen una voluntad muy pero muy fuerte. Y, sobre todo, son muy buenos seres humanos…”.

@Jacques_Cortie.

NOTA
*En boxeo se entregarán 13 medallas de oro (10 en varones y tres en damas).
*En la rama femenina habrá tres categorías: 51 kg, 60 kg y 75 kg.
*Con los Juegos Bolivarianos inicia el reto de los colombianos rumbo a Tokio 2020.

FOTOS
VEA EL ENTRENAMIENTO EN EL DIAPORAMA DE SPORTIVA.

NOTICIAS SIMILARES

Facebook Twitter