SPORTIVA

el deporte femenino

EL FRISBEE VUELA EN AMÉRICA LATINA

ACTUALITES

Novedad deportiva

EL FRISBEE VUELA EN AMÉRICA LATINA

Texto y foto Martina Pettinaroli, en Argentina / Sportiva-latina

FRISBEE. En abril se realizó en Argentina el Torneo Internacional Espíritu Sudaka 2015. Una competencia que fue ganada por el equipo colombiano ‘Comunidad del Viento’. Un evento que también permitió saber cómo está América Latina en cuanto al desarrollo de este deporte. Análisis.

Texto y foto Martina Pettinaroli, en Argentina / Sportiva-latina

Ultimate Frisbee es un deporte alternativo que está ganando cada vez más adeptos en América Latina y, además, tiene un estilo deportivo en el que no sólo predomina la competencia, sino la amistad. En el torneo ‘Espíritu Sudaka 2015’, se oían acentos de todos los países: Colombia, Venezuela, Brasil, Chile, Uruguay, Argentina y Estados Unidos. Y una absoluta camaradería.

Santiago Preckel, uno de los organizadores de la cuarta edición del torneo Espíritu Sudaka, analizó para Sportiva, el número creciente de practicantes de este deporte y, de paso, los equipos inscritos en la competencia.

Las cifras crecen de año en año: en 2010, en el primer torneo internacional realizado en Argentina (llamado Truco en la época), hubo 97 jugadores, de los cuales 23 mujeres. Otro detalle relevante, es el aumento de la presencia femenina. Así, en el ‘Espíritu Sudaka 2014’ se inscribieron 60 mujeres de 182 jugadores, y en este 2015 participaron 290 deportistas de los cuales 101 eran mujeres.

Diana Antenucci, secretaria de la Asociación de Deportes del Disco Volador de la República Argentina (ADDVRA), tiene 24 años y es jugadora del equipo subcampeón del ‘Espíritu Sudaka 2015’, V de Argentina. Ella dice que hace seis años atrás, cuando comenzó a practicar este deporte, era difícil que las chicas se acercaran, por el hecho de ser mixto, pero reconoce que ahora han ganado mucho protagonismo. “De hecho, ahora todos te dicen que un partido mixto se gana por las chicas, porque son ellas las que hacen la diferencia. Claro, los chicos siguen siendo quienes juegan más, pero si el equipo tiene mejores chicas, probablemente va a ganar por ese lado”, contó la jugadora y capitana.

Colombia y Venezuela, lideran el desarrollo del frisbee

Antenucci también fue una de las pioneras en formar equipos femeninos en Argentina. Un verdadero trabajo de convicción. Lo cual no se ha vivido en Colombia o Venezuela, donde el Ultimate está mucho más desarrollado.

Con respecto a esto, Daniela Álvarez, venezolana residente en la provincia de Córdoba (Argentina), y jugadora del equipo ‘Espartanos’, analiza: “En Venezuela, por ejemplo, hay equipos mixtos, pero generalmente son dos equipos diferentes que deciden unirse. En Argentina, es lo contrario: son equipos mixtos que eventualmente se separan para jugar sus torneos por separado. Lo ideal sería lograr lo de ‘Comunidad del Viento’, en Colombia, que están totalmente unidos más allá del género”.

Vanesa Villa -colombiana de 29 años residente en Argentina-, estudió Sociología en su país y es jugadora de los Cadillacs desde hace tres años, señala que el Ultimate es una herramienta de construcción social por dos cuestiones: “Por la autorregulación, es decir, la capacidad que tiene todo ser humano para regular sus emociones y pasiones en relación con su sana convivencia. Y la segunda, que sea mixto. En términos de integración de género es una herramienta increíble”. Por esto, ella ha acercado este deporte a barrios de emergencia, donde tuvieron buenos resultados, pero no el apoyo del gobierno para solventar el plan. Ahora, da clases de Ultimate para niños en un parque porteño.

Una forma de vida

Aunque ‘Espíritu Sudaka’ es el torneo argentino más competitivo del año, el ambiente que se vivió fue tranquilo, sólo importaba pasarla bien, disfrutar, además de conocer o reencontrarse con jugadores de otros países.

Pienso que uno se engancha con el Ultimate por la onda, la posta de esto es divertirse -cuenta Vanesa Villa, mientras señala a su alrededor-. Como te divertís, comenzás a engancharte y paulatinamente vas encontrando el placer de la autorregulación y de hacer ejercicio”.

Y Diana Antenucci agrega: “Se aprende a escuchar, porque cuando pasa algo en la cancha tenés que dialogar con el otro. Se aprende también a hablar, a mostrar tu punto de vista para llegar a un consenso”.

Muchos dicen que el Ultimate es “un estilo de vida”. Y lo demuestran, porque tanto en el campo de juego como afuera, el clima es así, tal como ellos lo describen.

M.P.

NOTA
Lea la primera parte de este reportaje: COMUNIDAD DEL VIENTO, CAMPEÓN DEL ESPÍRITU SUDAKA (publicado el 18/04/2015)

NOTICIAS SIMILARES

Facebook Twitter