SPORTIVA

el deporte femenino

LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE ATLETISMO PUSO EN MARCHA LA “LEY DE LA TESTOSTERONA”

ACTUALITES

Atletismo

LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE ATLETISMO PUSO EN MARCHA LA “LEY DE LA TESTOSTERONA”

Texto: Jacques Cortie. Foto: DR

ATLETISMO. La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) comenzó a aplicar su nueva ley de control en caso de testosterona elevada, desde el 8 de mayo. Y con ella dio inicio a una enorme polémica, en la cual la atleta sudafricana Caster Semenya se convierte en la primera afectada, a causa de sus condiciones físicas y quien es, a la vez, acusada de ganar a causa (o gracias) al alto contenido de testosterona en su cuerpo. La IAAF aprovechó un pronunciamiento del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para activar su reglamento. Sportiva hace un análisis sobre este problema médico y ético.(Artículo de 4 800 caracteres).

Es una noticia bomba que acaba de caer en el mundo del atletismo. Todo comenzó el primero de mayo cuando el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés), ubicado en Lausana (Suiza), decidió rechazar la protesta de la atleta Caster Semenya, quien había acudido a esta instancia para evitar que la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) pusiera en marcha la ley que busca contrarrestar los atletas hiperandrógenos.

Desde hace tiempo, la IAAF había decidido aplicar una ley contra los atletas que generan naturalmente más testosterona que los demás, y obligarlos a que, por métodos químicos, bajen el nivel, con el fin de “reequilibrar las competiciones desde los 400 m hasta los mil metros”. En este caso se encuentra la sudafricana Semenya, quien precisamente ha ganado en todas estas categorías.

La IAAF había decidido poner en marcha esta ley el año pasado, pero múltiples protestas la habían obligado a aplazar la decisión para noviembre del 2019. Y el TAS, le dio una oportunidad de oro el pasado primero de mayo, al rechazar la queja que le presentó Caster Semenya. Inmediatamente, la IAAF aprovechó la situación, anunció que su reglamento empezaría a ser aplicado a partir de este 8 de mayo, y publicó un comunicado en el que desea: “… que su ley sea considerada como un mecanismo necesario, razonable y proporcionado para lograr el objetivo de garantizar la integralidad del atletismo femenino”.

Caster Semenya vs IAAF

Este problema, que dura desde hace varios años, tiene su origen en el reinado que ejerce Caster Semenya en el semifondo mundial y en su alto porcentaje natural de testosterona, que está por encima del promedio establecido. La atleta ha sido acusada directa, o indirectamente, de ser un hombre. Y sólo ha tenido ayuda de la Federación Sudafricana de Atletismo, que defiende su género y el carácter natural de sus cifras hormonales.

Frente a la decisión de la IAAF de aplicar este reglamento particular en el semifondo, para “reequilibrar las oportunidades de todas”, Semenya y sus abogados, al igual que las asociaciones feministas, y varios grupos que defienden los derechos humanos y la diferencia, han criticado y atacado este texto que de toda evidencia se podría llamar “Anti-Semenya”.

Entre las personas que han analizado el tema se encuentra la socióloga francesa Anaïs Bohuon, quien ha argumentado sobre la incongruencia de querer reducir, disminuir o suprimir una ventaja natural del cuerpo humano en ciertas personas con orígenes diferentes. “Es como si se interviniera en las categorías de salto alto, penalizando a los atletas fisiológicamente más grandes en relación con los que son más pequeños”.

El debate es delicado, puesto que toca todos los aspectos de género y la idea que todo se puede arreglar con un sistema médico, puesto que la IAAF se basa en el TAS para pedir un tratamiento químico y lograr que las atletas “fuera de norma” bajen la testosterona a un nivel “normal”; es decir: >5nmol/L. “¿Por qué realizar una intervención médica en un cuerpo médicamente sano?

Al respecto, la Asociación Médica Mundial, que reagrupa 114 asociaciones nacionales de médicos en el mundo, publicó un comunicado apenas se supo la decisión del TAS, en donde anunciaban que: “Tenemos fuertes reservas sobre la validez ética de esta reglamentación. Ellas se basan sobre pruebas muy débiles que provienen de un único estudio, actualmente controvertido por la comunidad científica”.

Caster Semenya está de nuevo en la encrucijada. Y a pesar de ello, sigue manteniendo su posición inicial: « Sí, soy una mujer. No, no me quiero someter a un tratamiento químico ». Y dijo que intentaría contrarrestar la decisión del TAS. Pero ahora su demanda se complica, porque la IAAF, sin esperar el resultado, ya puso en camino la nueva reglamentación. El suspenso reinará hasta antes del Campeonato del Mundo de Atletismo que se realizará del 27 de septiembre al 6 de octubre en Doha, Catar…

J.C.

NOTA:
-Casser Semenya, nació en Limpopo (África del sur) el 7 de enero de 1991 y se especializó en los 800 m.
-Es doble campeona olímpica de la distancia (2012 y 2016) y triple campeona del mundo (2009, 2011 y 2017).

NOTICIAS SIMILARES

Facebook Twitter