Medio del deporte

Análisis

Deporte y política en competencia (2/2)

Los XXI Juegos Nacionales acaban de terminar y la actualidad deportiva se ha traspasado a la 5ta edición de los Juegos ParaNacionales . Si bien los últimos días estuvieron marcados por la fiesta del deporte nacional, al mismo tiempo, el país vivió (vive) una situación nunca vista: grandes manifestaciones en todas las ciudades colombianas, con mayor presencia de jóvenes. Ante la coincidencia de dos eventos tan importantes, Sportiva analiza la relación entre deporte y política, o la actitud de las deportistas y su presencia en los temas sociales.  Un tema que se desarrolla en dos entregas: primero se analizo lo ocurrido en los Juegos Nacionales y la actitud de los deportistas a nivel colombiano (presentes o no en las contiendas); y en esta segunda parte análisis a nivel internacional de las actitudes de las deportistas, acompañado por un estudio del tema de parte de especialistas franceses.

 

Por Yaneth Pinilla

 

En la investigación francesa “Sociología política del deporte. Renovación de las perspectivas y enfoques comparados" (del título en francés Sociologie politique du sport Renouvellement des perspectives et approches comparées), los investigadores (ver nota 2) dividen el tema en 3 aspectos, que Sportiva retoma para el presente análisis:

 

Las formas y modalidades en la politización del deporte

 

En la  relación entre las actividades físicas y deportivas en el tejido social local, y sus efectos políticos, el deporte, gracias a sus resultados, transciende a los grandes escenarios deportivos y gana el terreno político y económico.

 

Hoy en día la presencia de mujeres haciendo running, participando en las maratones, semi-maratones, o 10 km, es normal, lógico. Pero hace 52 años era prohibido. Kathrine Switzer fue la deportista que dejó su nombre como la primera mujer que corrió de forma oficial (con dorsal) en la maratón de Boston, siendo privilegio únicamente de los hombres. Ella se inscribió en la maratón en secreto. Ya en la competencia, Switzer fue vista por uno de los organizadores, quien intentó sacarla a empujones, pero ella se obstinó y logró terminar en 4:20:00. Su dorsal '261' se convirtió en un símbolo por la igualdad. Nadie había previsto esta inmersión del ámbito deportivo, en la situación social que tuvo grandes efectos políticos que todos celebran, porque hoy, simplemente, las mujeres pueden correr y su presencia es mayoría en muchos escenarios.

 

Hassiba Boulmerka, durante los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, ganó la medalla olímpica en los 1.500 de los Juegos de Barcelona 92, siendo la segunda musulmana en tener el gran resultado. Fue campeona mundial en Tokio 1991 y Gotemburgo 1995.

Igualmente, fue perseguida por correr en pantalón corto y tirantes. Con su forma de vestir y su actitud se convirtió en un ejemplo de la lucha por los derechos de las mujeres y deportistas árabes. La argelina se enfrentó a los grupos religiosos radicales de su país y defendió su derecho a competir en igualdad, a decidir su vestimenta y a vivir y ganar en paz.

 

Ellen Mcarthur, navegante británica batió el récord de precocidad al dar la vuelta al mundo en barco en solitario con 24 años, durante la Vendée Globe 2001. En 2005, batió el récord del mundo de la especialidad en 71 días, 14 horas y 18 minutos. Su ejemplo inspiró al mundo y hoy es presidenta de su propia fundación para el desarrollo de la economía circular y los modelos de crecimiento sostenibles.

 

Canadá 2015 fue la primera victoria de Colombia en un mundial femenino, aunque en octavos de final cayó ante Estados Unidos, la selección ya había escrito una página gloriosa. Y a pesar de esta gran primicia, las escenas siguen contrastando con la realidad que se vive al interior del país, donde no existe ni siquiera la seguridad de tener un campeonato nacional que permita desarrollar y obtener criterios profesionales de esta práctica deportiva. Varias futbolistas, entre ellas Melissa Ortiz e Isabel Echeverri, dos referentes de la selección, se decidieron a publicar videos donde mostraban las precarias condiciones y negligencias que habían tenido que vivir en el equipo. Una actitud que les ha valido muchas críticas, pero que ya han aportado el beneficio que el tema exista y se hable de eso en un país donde el silencio ha sido una constante.

 

Las formas contrastadas del posicionamiento de los deportistas (sindical, moral, social o humanitario…)

 

En cuanto a su participación, « moral », social o humanitaria, se trata de analizar la relación entre la notoriedad deportiva y su actitud frente a un tema social o cómo verse implicado en « grandes causas ».

 

Megan Rapinoe es el ejemplo actual de la toma de posición deportiva frente a un hecho social. La futbolista profesional estadounidense, campeona del mundo y mejor goleadora, es amada por muchos norteamericanos en la misma medida en que critican a su presidente Donald Trump. Ella ha pasado un mensaje de oposición, al poner una rodilla en el piso en el momento de los himnos, en los estadios donde ella juega, como una crítica abierta contra el Presidente y su política contra los inmigrantes. Esta imagen le ha dado la vuelta al mundo y le ha abierto los escenarios de debates en medios de comunicación y grandes escenarios políticos.

 

También está la brasileña Marha Vieira Da Silva, elegida seis veces por la FIFA la Mejor Futbolista del Mundo, y máxima goleadora de la selección de su país; embajadora de buena voluntad de ONU para luchar contra el sexismo en el deporte, en un país donde el fútbol y machismo son sinónimos. Gracias a su trabajo, la confederación brasileña y la Conmebol sudamericana ahora obligan a todos los equipos (masculinos) de primera a tener equipo femenino.

 

La entrada o la influencia en política de los deportistas

 

La actualidad mediática está llena de ejemplos de deportistas aún activos o retirados, que se han reconvertido al mundo político;  así como la reinversión del terreno deportivo por ciertos profesionales de la política. El tema invita a analizar la mirada sobre la trayectoria de los deportistas, los medios utilizados, y su posición política que influyen en el desarrollo de ciertas carreras, tendencias o leyes políticas.

 

Ana Gabriela Guevara, atleta, especializada en la prueba de los 400 mts, medallista de plata en Atenas 2004 y multimedallista en copas del mundo, consiguió que México celebrara el triunfo en un deporte hasta ese entonces prácticamente desconocido. En la actualidad está en política en el Partido del trabajo y senadora. Su punto de trabajo es contra los prejuicios y los problemas de la sociedad actual, donde su figura de músculos marcados, hicieron que se dudara hasta de su sexo. Cuando logró estar entre las primeras 20 mejores del mundo, en 2001, se sometió a exámenes de feminidad. “En México eso no existía, a nadie se lo habían hecho, entonces el desconocimiento de los medios y de la gente les llevaba a sospechar que algo estaba mal”, explica ahora como senadora. “Me tocó educar directivos, atletas, medios de comunicación e intenté que comprendieran lo que esto significada”.

 

En la misma situación se encuentra la atleta africana Caster Semenya, doble campeona olímpica y triple mundial de 800 metros, quien es acusada de ser hombre, y por esta situación la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), produjo una ley que obliga a las mujeres con altos niveles de testosterona a tomar medicamente para reducirlos, de lo contrario, ella y otras mujeres con hiperandrogenismo tendrían que competir en la modalidad masculina, si desean participar en las contiendas deportivas.

 

Cecilia Braekhus es mejor boxeadora del mundo en un país donde, desde 1981 hasta 2016, estuvo prohibido el boxeo. Su nombre de pila Cecilia del Carmen Martínez, de origen cartagenero fue adoptada a los 3 años, por una pareja de noruegos. En su sangre ya llevaba el amor por el boxeo del pueblo caribeño. Y desde los 13 años decidió lanzarse al boxeo, aunque en su país adoptivo estuviera prohibido. Ella se desplazaba a los países vecinos, Dinamarca, o Alemania, para poder participar en los combates. Hasta que poco a poco fue imponiendo sus músculos, acumulando medallas, y se adueñó de todos los títulos vacantes de la Asociación y del Consejo Mundial de Boxeo hasta la fecha. Su actividad, influyó en la decisión política del gobierno noruego que en el 2016 levantó la prohibición del boxeo que existía desde 1981. Ella combatió en Oslo, contra la francesa Anne-Sophie Mathis, frente a 10.000 espectadores. Ganó contra su contricante y contra una política gubernamental. Conocida como “La First Lady”, a sus 36 años está incursionando en el mercado norteamericano porque en su país ya logró todo lo que deseaba.

 

Y.P.

 

Notas:

(1)  https://lasillavacia.com/silla-pacifico/paro-unio-lo-futbol-separo-las-barras-america-y-cali-74746

(2) Investigación de Corinne Delmas e Igor Martinache, Universidad de Lille (Francia). El tema puede ser consultado en este link: http://www.afsp.info/archives/congres/congres2011/sectionsthematiques/st51/st51.html

 

Foto: montaje Sportiva

 

> Volver a la página principal