Medio del deporte

Automovilismo

Paula Russi, heredera de la pasión por el motor

Paula Russi el 24 de noviembre pasado en la final de la temporada del TC 2000 Junior

 

La joven piloto de 26 años, habló con Sportiva sobre su pasión por el automovilismo, los resultados de su temporada en el TC 2000 Junior 2019, y explica sus planes para el próximo año. Encuentro con una pasión que se conduce de manera tranquila.

 

Por Jacques Cortie

 

Encontrar a Paula Russi en el autódromo de Tocancipá es casi lo mismo que si la conversación se diera en cualquier calle de Bogotá, el momento transcurre con una normalidad un poco rara. Su disponibilidad y sencillez, su tranquilidad contrastan con el entorno de adrenalina, ruido, velocidad y el estrés permanente que se vive en el circuito de carreras.

 

En un autódromo nada es sencillo, como ocurre en tantos otros lugares. Para estar allá, toca saber lo que se quiere, estar segura de ir por ese camino y tener constancia para mantenerse. Paula Russi tiene todos esos aspectos bien claros. Y, por eso, sin importar el lugar, ella mantiene su calma, mientras que a su alrededor todo se mueve intensamente.

 

Hace parte de una familia de cuatro hijas, y ella es la única a haber decidido conducir en competencia. Su padre, Pavel Russi, piloto reconocido en el mundo del TC 2000 y de CNA, fue quien llevó a la casa el tema del motor a alta velocidad. Y Paula quedó hipnotizada desde el primer día, desde que tiene memoria: « Desde muy chiquita siempre estuve con él. Era su fan n°1… »

 

Además de la influencia paterna, poco a poco llegaron otras características que han hecho que el gusto se haya convertido en pasión. « Lo que me gusta es el compromiso de una consigo misma y con el carro. Estar siempre en situación de intentar hacerlo mejor. »

 

“A veces el entorno siente un poco de miedo…”

 

La joven comenzó su carrera hace poco, a los 20 años. Empezó en kart indoor. Y ha avanzado gracias a su constancia, porque aunque haya cada vez más mujeres conduciendo en competencia, no es evidente que una chica se decida por este aspecto. « Siempre, en el entorno hay un poco de miedo, y existe la sensación que no ha llegado el momento, que una todavía no está lista, que mejor esperar un poco más. » Pero Paula sabe lo que quiere. Ella vivió los 6 años de kart, tiempo que también fue de intenso aprendizaje y de las primeras recompensas: tercer puesto en el KWC en 2015. En el 2018 dio el gran salto, y pasó del kart al auto.

 

El 2019, estuvo lleno de sensaciones al descubrir el TC 2000, en categoría junior, donde comparte volante con Nelson Gutiérrez. « Fue un año duro porque la categoría es avanzada. Se conduce más rápido. Empezamos bien, alcanzando los tiempos de los demás. Eso fue muy importante por la confianza. Participamos en 14 carreras. Nos fue mal en mayo, cuando rompimos la caja de dirección, perdiendo también la siguiente carrera en nocturno por querer cuidar el nuevo motor. Pero después se rompió el rodamiento. En total, perdimos 3 carreras. Pero el balance final es bueno porque la exigencia ha sido mucha… »

 

Fiel a su pasión, Paula, ahora con 26 años, no piensa aflojar en el camino que se ha trazado. Esta diseñadora gráfica y analista de marketing mira con la misma tranquilidad que muestra al bajar del carro, al explicar cómo van a mejorar el auto; lo que está planeando… Porque cuando se empieza desde pequeña con un objetivo, esté va creciendo con la persona y sólo puede ir a mejor. « Para la temporada próxima (debuta en marzo 2020, Ndlr) la idea es salir por el campeonato… Pero estamos mirando más cosas, porque de pronto sale un nuevo proyecto… »

 

Paula Russi, quien ya supera a su padre en los entrenamientos, no se prohíbe nada. Normal, cuando una sabe lo que quiere y tiene la constancia necesaria.

 

J.C.

 

Foto: Sportiva/JC - derechos reservados

 

> Volver a la página principal